Son tornillos de titanio (implantes dentales) que el dentista los coloca dentro del hueso para proveer soporte de una prótesis fija o removible y de esta forma reemplazar uno, varios o todos los dientes perdidos, cabe mencionar que el titanio es un material biocompatible es decir que no causa ninguna reacción del organismo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?